CONSUELO GINNARI CREA UN AMBIENTE ZEN EN GBG ARTS
de GALERÍA GBG ARTS, el Viernes, 28 de octubre de 2011 a la(s) 8:48 ·
Viernes 28 de Octubre de 2011  |  32
TalCual


CONSUELO GINNARI CREA UN AMBIENTE ZEN EN GBG ARTS
MEDITACIÓN 
entre círculos
La atmósfera expositiva también tiene elementos que podrán ser exhibidos en otros espacios
Trabajó con todas las figuras geométricas, pero decidió quedarse con el símbolo primordial 

YOHANA SILVERA 

Consuelo Ginnari tiene siete años trabajando la estética y esencia del círculo Consuelo Ginnari tenía una idea rondando en su mente desde hace varios meses. Necesitaba salir de lo convencional. "Quiero crear un ambiente, que la gente sienta que está dentro de la obra", decía emocionada mucho antes de ponerse a trabajar en ello. 
Cuentos de orbits y elementos de la geometría sagrada la acompañan. Segura de la importancia del espíritu para "los hombres de las burbujas", la artista plástico trae su Impronta y explica los motivos que existen detrás de esta exposición que estará disponible hasta el 11 de noviembre en GBG Arts, de Prados del Este. 
Ahora presenta un trabajo que es efímero,la atmósfera creada desaparecerá, las paredes volverán a ser pintadas de blanco.
Sí, aunque quedarán elementos que permanecerán. Hay un lienzo de lino, que es de las piezas más grandes, de 10 metros por dos de alto. También hay piezas circulares que pueden ser independientes entre sí. La idea es que entres a una obra mía. 

¿Desde cuándo se le ocurrió esa idea? ­La idea se me ocurrió para esta muestra. Quería hacer otra cosa, algo diferente. Cuando estoy trabajando, estoy relajada, en estado meditativo y quiero lograr que la gente sienta eso. 
El objetivo del arte es crear sensaciones y en este trabajo quiere ir másallá, dejar una huella.
La gente siempre va a las mismas exposiciones, pueden sentir que no les dejan nada más allá de las obras vistas, yo quería dejar una sensación, una impronta. 

¿Cómo se asocia el arte con la física cuántica? ­A través de la cábala que explica que uno actúa con 10% y 90% viene de otras realidades. Una vez vi un conjunto de programas de física cuántica por HistoryChannel sobre las teorías de las cuerdas y los universos paralelos. Me di cuenta de que eso era lo que estaba plasmando. 
Porque una de las teorías del universo es que son dos membranas que se frotan y de ahí salen esas burbujas que son todos esos universos posibles. Como por ejemplo, cualquier cosa que piensa es un universo y una realidad dentro de una burbuja. Por eso, según la física cuántica, se nos llama los hombres de las burbujas. 

¿Cuánto tiempo le llevó construir toda esta atmósfera? ­En el sitio como 15 días, pero ya tenía más de dos meses trabajando en la tela y en las piezas que pueden ser independientes. 

¿Por qué persigue esferas, círculos y burbujas? ­Empecé trabajando todas las figuras geométricas, pero decidí quedarme con el círculo, que se dice que es el símbolo primordial, Dios, el que todo lo contiene, el cosmos, repitiéndolo llegué a esta exposición. 

Parte de su trabajo también se lo ha dedicado a la enseñanza, ¿qué le ha dejado esta faceta? ­Muchísimas satisfacciones. Cuando era niña decía que quería ser pintora y maestra. Además creo que tengo el don de la enseñanza. Di clases en un taller por 23 años y luego estuve cinco años sin impartirlas. Ahora tengo unos nuevos cursos y siento que necesito dar en ese sentido. 
Es una necesidad. 
Antes también su trabajo era más figurativo.
Sí, hace muchos años, trabajaba todo, retratos, paisajes, naturalezas muertas, hasta que comencé a desarrollar mi lenguaje propio con la geometría sagrada y de ahí llegué a lo más simple que es repetir el círculo. 
¿Cómo una artista descubre el motivo de su obra? ­Una cosa te lleva a la otra, se va dando poco a poco ese desarrollo. Si uno se dedica a hacer solamente arte comercial, es decir, a complacer a los demás, se pierde la conexión, no desarrollas nada, porque es una cosa que te viene, es como si uno fuera un canal. Ahora después de esto no sé qué voy a presentar. 
Esa era la siguiente pregunta, ¿cuál será su próximo proyecto? ­Ahora no sé, mi idea es dedicarme a hacer ambientes. Esta muestra tiene sonidos, cantos tibetanos que se usan para limpiar las vibraciones, son bellísimos, realizados con instrumentos antiguos, es lo que escucho cuando trabajo.

   
     
   
 
     
     
   
     
     
     
     
       
  Cemborain y Ginnari se rinden ante los sentidos

"Luminiscencias" e "Impronta" se muestran en la galería GBG Arts



DUBRASKA FALCÓN|  EL UNIVERSAL
jueves 6 de octubre de 2011  12:00 AM

Los sentidos se alborotan al entrar a la galería GBG Arts. Dos salas están prestas para generar un cosquilleo sensorial. En la primera, el espectador se sumerge en el mundo de los círculos y las burbujas de Consuelo Ginnari (Caracas, 1950), a través de la muestra Impronta. En la segunda, las luces de los paisajes urbanos contemporáneos que Elizabeth Cemborain crea con Luminiscencias alteran la vista del visitante, quien por un instante suele confundir las fotografías con unos óleos.

Ambas conforman dos exposiciones curadas por Susana Benko que generan una percepción visual de gran intensidad.

Ginnari se apodera de todas las paredes de la primera sala con una instalación de colores claros. Los círculos, característicos de la obra geométrica de la artista, se convierten en parte de una de las dos paredes de la sala. Mientras que en la otra, coloca un óleo de 10 metros.

¿Qué las une? Una burbuja se convierte en el hilo conductor de la exposición. Se trata de establecer un analogía con los universos paralelos. Tema, del cual confiesa, ser apasionada. Todos apoyados de un sonido de monjes Tibetanos.

"Mi trabajo es como una meditación de ideas", aclara. "Por eso en esta oportunidad quiero que la gente se sumerja en mi obra. Vengo trabajando con una serie de símbolos desde hace mucho tiempo, y en esta muestra estoy repitiendo el círculo como símbolo primordial. Es que me lleva a un estado de meditación. En las nuevas teorías de la física cuántica se refieren a los universos como dos esponjas que se van frotando. De esta actividad salen las burbujas. Por eso ellas recorren toda la exposición. Flotan dentro del ambiente", dice Ginnari.

La luz queda atrapada en la sala dos de la galería GBG Arts. A través del desplazamiento que Cemborain realizó por la ciudad de Nueva York fue captando con su cámara digital el Times Square. Pero no de la forma tradicional.

La fotógrafa capturó estelas de luz que se producían en imágenes no enfocadas, tomadas en horas de la tarde. Ella paseaba la Gran Manzana disparando su cámara. Luego en su casa veía las fotos y seleccionaba pequeños detalles. Esos los explotaba con la computadora para generar colores que se asemejan muchos brochazos de pinturas sobre un óleo.

"Nueva York es un ejemplo de ciudad dinámica. Me pareció interesante como reflejo de paisaje urbano contemporáneo. Tomar esas imágenes al atardecer me permite rescatar en las fotografías los colores de pintores impresionistas. Por eso es que en estás imágenes logro colores vivos. Esas zonas asombrosas las descubro en mi computadora", afirma Elizabeth Cemborain.
   
       
 

Consuelo Ginnari · LA OBRA COMO IMPRONTA DEL ALMA
· por Susana Benko

deGALERÍA GBG ARTS, el jueves, 29 de septiembre de 2011 a la(s) 15:51 ·


LA OBRA COMO IMPRONTA DEL ALMA
por Susana Benko


http://photos-g.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash4/313817_10150311398084092_43848359091_7951392_2046736999_a.jpgEn todo proceso artístico las ideas que lo impulsan evolucionan y se transforman para conformar, finalmente, una realidad concreta que es la obra de arte. Se trata de un proceso que va de lo inmaterial a lo material. Cuando eso sucede el arte tiene la virtud de traspasar fronteras pues expresa tanto lo tangible como lo intangible. Por eso puede ser un puente por el que se llega a percepciones espirituales de tal riqueza que quien las vive roza los secretos del alma. O, tal vez, los del propio universo.

El arte tiende puentes, no cabe duda. En tal sentido sigue siendo pertinente pensar en aquella teoría de las correspondencias: la que presupone que en todo orden natural y humano corresponde un orden espiritual. El artista establece las analogías necesarias para que, en consecuencia, el espectador vislumbre simbólica o emocionalmente una realidad que trasciende su naturaleza física o material: la experiencia sensible de lo inmaterial. No es un asunto fácil. Pensar en una metafísica del arte, es decir, en un trasfondo teórico que explique conceptos no sustentados en lo material, definitivamente no es fácil. Este es el reto que se ha planteado Consuelo Ginnari.

Consuelo no se ha limitado a crear una analogía del universo. Mediante imágenes recurrentes como el círculo y la burbuja, busca expresar conceptos que se encuentran aún en discusión en el campo de la física: la existencia de los universos paralelos o, como también se les llama: de los multiverso. De allí burbujas dentro de burbujas distribuidas de manera aleatoria en un espacio pictórico. Lejos de referir a la burbuja como la imagen de la finitud o como sinónimo de inconstancia —que es como suele interpretarse el simbolismo de esta figura—, la artista la concibe como sinónimo del universo. O más bien: de la multiplicidad de universos, una idea que aún se mantiene en el campo científico en la incertidumbre. Consuelo hace referencia a ello en sus pinturas como resultado de sus propias vivencias que asume como algo que va más allá de su práctica artística. Aquí involucra todo su ser. Se ayuda con la música tibetana, sonidos que surgen del toque de cuencos preferentemente de cuarzo. Estos sonidos le permiten acceder a un estado muy cercano a la meditación. En este momento es cuando la percepción espiritual de los multiverso se le pone en evidencia y los representa en la obra de arte mediante las burbujas.

De lo simbólico a lo metafísico

Como en todo comienzo, Consuelo Ginnari fue una artista figurativa que pasó por las etapas académicas de diversas escuelas de arte en Caracas y en Londres, así como por la orientación de maestros como Juan Vicente Fabbiani y Luis Domínguez Salazar. De Fabbini recuerda que le enseñó la belleza de lo simple en el dibujo y la limpieza en el uso del color mientras que de Domínguez Salazar aprendió su pasión por el dibujo. Belleza, simplicidad y pasión subyacen en toda la trayectoria de Consuelo. En todo su proceso creativo vemos cómo ella focaliza el centro de sus meditaciones en una imagen específica, de apariencia sencilla, que se vuelve tema constante en su obra. Esta imagen —una vasija o una burbuja— es re-creada infinitamente con belleza y pasión.

A partir de la década del 2000, aproximadamente, comienza a trabajar en torno a la significación simbólica de la imagen de la vasija. Realiza pinturas en las que aparece esta figura en un espacio casi monocromo, neutro, muy tenue. En un primer momento, la vasija pudiera ser un pretexto para el equilibrio compositivo de la obra pero, más allá de las soluciones formales del cuadro, se convierte en una imagen simbólica de fuerte potencia. Las vasijas y los contenedores son, en tal sentido, símbolos primordiales de la cábala, disciplina a la que Consuelo acude pues, junto a sus estudios metafísicos, le permite acceder a las complejidades del mundo visto como realidad física y espiritual. Las vasijas son, entonces, objetos contenedores tanto de elementos positivos como negativos (recordemos la Caja de Pandora). Pero para la cábala, que es la vía asumida por la artista, las vasijas contienen un tesoro: el poseer una vida espiritual. Son también objetos de resguardo por lo que se asocian al cobijo maternal o al útero. Todo contenedor propicia la conformación de una nueva vida, por lo tanto, es el recinto donde se producen los cambios y las transformaciones.

Este concepto es materializado por la artista a través de sus cajas. En estas obras, el espaciocontenido es analizado geométricamente. En su interior hay objetos diversos: frutas, representaciones de vasijas, pinceles, formas cilíndricas, etc. por lo que la obra en sí —la caja— es el contenedor de ideas y de recuerdos. La geometría, basada en los principios matemáticos de la Sección Áurea, es exacta. Consecuencia de estos análisis es la reducción de la figura de la vasija a la imagen del círculo, visto éste como símbolo primordial, como centro contenedor y encarnación de la imagen de Dios. Lo que la lleva a pensar seguidamente en los universos.



El círculo, síntesis de aquellos símbolos contenedores, es la imagen más simple y más compleja que pueda existir. Con ella se expresa tanto la idea unitaria del universo como la de los multiverso. Su multiplicación en el plano pictórico concilia las diversas teorías que plantea la física cuántica acerca de los universos paralelos. Consuelo busca a partir de una imagen unitaria tratar el tema de la multiplicidad. Todo ello sin perder la carga simbólica original.

De allí esta muestra titulada Impronta, una instalación que ocupa la sala expositiva en su totalidad.La sala (la obra) se convierte en el contenedor tanto de los multiverso como del espectador. Éste se desplaza en su interior y visualiza la obra desde adentro. Con esto, la artista busca propiciar en el espectador un estado cercano a lo que sería una experiencia de carácter metafísico con su ser. En un ámbito despojado de todo contenido mundano, el tiempo quedaría suspendido como, asimismo, toda forma de caos o de dolor neutralizado. Algo similar al estado alpha, un estado relajado, tranquilo, de absoluto bienestar psíquico.



Para ello la artista dispone de varios recursos: la música tibetana de fondo acompañando la experiencia; la ausencia de cromatismo en la sala, con excepción de un puff de color como punto focal del espacio; los círculos y las burbujas pintados —los multiverso—, algunos en relieve. En este estado de suspensión, se busca neutralizar, por un lado, las ambigüedades sensoriales que intencionalmente se le presenta al espectador tales como paredes forradas y pintadas con un mismo tono creando un equívoco táctil y visual; y los elementos circulares, algunos adheridos, otros pintados. La obra —la instalación—, en tal sentido, funciona como una caja de resonancias que actúa a nivel sinestésico sobre el espectador. Se vuelve un macrocosmos que todo lo engloba: un espacio encarnado en obra, en un multiverso que deja huella.

   
       
 

ConsueloGinnari y Elizabeth Cemborain
apuestan por la física y la luz

EL NACIONAL · JUEVES 29 DE SEPTIEMBRE DE 2011 · VOY/9

EXPOSICIÓN | Las artistas exhiben una ambientación y una serie fotográfica

Ambas creadoras muestran sus obras de manera individual en un espacio compartido en la GBG Arts

CARMEN VICTORIA MÉNDEZ

Consuelo Ginnari y Elizabeth Cemborain se dividieron el espacio en la galería GBG Arts. La primera creó una ambientación con música y obras elaboradas directamente sobre la pared; la segunda presenta una exploración de las vallas publicitarias de Times Square, en Nueva York, Estados Unidos.


Consuelo Ginnari intervino las paredes para que el espectador imagine que está dentro de una obra. [Foto: Manuel Sardá]

La muestra Impronta, de Ginnari, apunta a la creación de una atmósfera. "La idea es que el espectador sienta que está entrando a una de mis obras", dice la artista.

Su intención es lograr una aproximación sensorial al arte. "Siempre digo que mi trabajo es como una meditación. Quizás quiero que la gente pueda percibir lo que yo siento a ratos cuando me conecto, tranco mi puerta, pongo mi música y mi incienso y me pongo a pintar. Al rato me desconecto y entro en un estado de gracia, muy agradable, un estado alfa", relata.

Ginnari intervino las paredes de la galería con uno de los elementos más consistentes de su repertorio visual: el círculo. Las burbujas representan entes e inclusive universos paralelos en el imaginario de la creadora, cuyas teorías parten de la física cuántica.

En esta ocasión, la paleta de la artista gira en torno al gris, el blanco y el beige. "Tengo dos tendencias en color. La exposición más reciente fue muy vibrante, dejé salir mi niño interno, pero Impronta se acerca más a las obras que yo llamo `de los claros’, que representan un estado que no es de tristeza ni de depresión sino de goce y tranquilidad".

   
       
  ENTRETENIMIENTO PRIMERA HORA    
     
       
 

EL NACIONAL • SÁBADO 13 DE MARZO DE 2010 • CULTURA/3 EXPOSICIÓN | Mañana inauguran Retomando el rojo en el Espacio Mad

25 artistas hacen un llamado a la libertad
La muestra, que incluye obras en distintos soportes, rechaza el uso ideológico del color en el país

En la muestra, Consuelo Ginnari representa a los artistas veteranos y Ricardo Domínguez a los nóveles, que atendieron la convocatoria que se realizó a través de Facebook. [Foto: Manuel Sardá]

MARCY ALEJANDRA RANGEL

El color en el arte no está marcado por tendencias políticas, ni idiosincrasias. Prevalece la obra y el amor por lo que se hace. Más allá de los prejuicios, 25 artistas venezolanos enviaron sus propuestas a una convocatoria abierta que hizo el Espacio Mad, del Estudio 68, en Los Samanes, para la exposición Retomando el rojo.

Jaime Mendoza, el curador, indicó: "La exhibición propone el rechazo al uso monopólico e ideológico del rojo en Venezuela y el rescate del abanico simbólico de este color. El objetivo es estimular un reencuentro perceptual en la diversidad de posibles relaciones y expresiones que se tienen alrededor del color rojo".

La galería está ubicada en un lugar recóndito del centro comercial Las Colinas. Sin embargo, la vista de la ciudad hace de la sala un sitio privilegiado, que permite que el espectador se conecte con todas las vibraciones posibles que el color rojo emana de cada una de las piezas, entre fotografías, instalaciones, collages y pinturas.

Imágenes que hablan por sí solas. En Retomando el rojo participaron artistas que atendieron la convocatoria a través de Facebook. Las escuelas Roberto Mata Taller de Fotografía y la Organización Nelson Garrido también premiaron a algunos de sus alumnos con la inclusión de sus trabajos en la muestra. Uno de ellos, Bruguera, entregó una placa roja con la palabra "paz" escrita en braile. Ricardo Domínguez, en cambio, utilizó el rojo en la saturación de una foto que refleja a un hombre sentado en un bar.

Mío de Carolina Muñoz es una pieza integrada por 25 imágenes de artículos personales de la artista, de color rojo.

No sólo hay color contestatario, también hay rojo armónico. La obra de Consuelo Ginnari, por ejemplo, es un universo de vibraciones enmarcado en pinturas de figuras geométricas. "El color rojo tiene mucha energía. No protesto con mi obra, porque trabajo con la armonía", dijo la artista.

Rafael Rangel es otro de los creadores participantes. Su obra es una especie de pirámide de cucharas en rojo metalizado.

El arte también habla desde la niñez. Sofía Mendoza, de 12 años de edad, participó en la convocatoria con una fotografía que se llama El mundo en mis manos. Unas manos rojas sostienen un planeta de origami. La pieza infantil contrasta con las muñecas sexistas que cuelgan del techo en forma de corazón.

   
       
 

El rojo es de todos
Carmen Victoria Méndez



Unas dieciocho aproximaciones al color rojo invadirán los espacios de la galería Estudio 68, ubicada en la urbanización Los Samanes de Caracas. La muestra Retomando el rojo ofrece una oportunidad de revisar las múltiples lecturas de este tono, que en los últimos años se ha convertido en un símbolo político para los venezolanos.

El proyecto da cabida a distintos formatos y lenguajes, desde afiches, fotografías, pinturas e instalaciones, hasta una exposición virtual. Fue convocado a través de Internet por Jaime Mendoza, curador y fundador del espacio MAD, y se adentra en los terrenos de la psicología y simbología del color.

Para Mendoza, el propósito de la exhibición es promover un mensaje de integración. "Es cierto que el movimiento chavista usa el rojo para su revolución; también los 'no chavistas' podemos usarlo en muchas otras cosas. En este caso en específico lo usamos para hacer arte. El rojo al retomarlo es de todos, por lo tanto nos integra".

En la exposición participan artistas de la talla de Lucia Pizzani, Nelson Garrido, Paúl Amudarain, Beto Gutiérrez, Ani Villanueva, Yoshi, J.A. Vázquez, Monstroise, Ink, Francisco Gómez, Carola Bravo, Carolina Ochoa, Luis Poleo, Oscar Carvallo, Consuelo GinnariChesneau, Francisco Gómez, Álvaro Fernández y Jorge Pizzani, entre otros.

La muestra será inaugurada el domingo a las 11:00 am y podrá ser visitada hasta el 25 de abril. Estudio 68Espacio MAD está ubicado en la calle Las Colinas, Centro Comercial Las Colinas, local PL-2, Los Samanes.
Fuente: TalCual. Caracas, Venezuela.

   
       
 

Artistas venezolanos reivindican el color rojo en una exposición

Fot: EFE / David Fernández

Un grupo de 25 artistas venezolanos se reunieron en la muestra “Retomando el rojo” en un intento por desvincular ese color, símbolo del gobernante del país, Hugo Chávez, de la diatriba política que envuelve a la nación.
Magenta, grana o carmín: el “rojo rojito” se asimila, desde hace once años, cuando Chávez llegó al Gobierno, a la “revolución” que lidera junto a su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).
“La política se apropió del rojo. Los que no van con Chávez y su partido lo ven como algo negativo y no lo es. El rojo es un color bien bonito y positivo que debemos retomar”, dijo a Efe el comisario de la exposición, Jaime Mendoza.

Fot: EFE / David Fernández

Esta es la máxima que reivindica la muestra artística, una re-lectura del rojo en el marco de una sociedad polarizada en la que se adula y rechaza, con el mismo empeño, ese color simbólico.
En la galería de arte Espacio Mad, ubicada en el sur de Caracas, fotografías, instalaciones y cuadros rojos de reconocidos y desconocidos artistas dialogan entre sí, enfundando una novedosa exposición colectiva donde el visitante pasa del abstracto a la crítica política más desgarrada.
Mientras el fotógrafo Nelson Garrido tiñe de monocroma rojo a campañas del PSUV, familias y reinas de belleza venezolanas con caretas del presidente Chávez, otros artistas como Álvaro Fernández o Consuelo Ginnari proponen otra visión del color.

Fot: EFE / David Fernández

Un cuadro de una imaginaria colonia “Redvolution”, inspirada en los corpiños de una reconocida marca francesa con el torso del Libertador Simón Bolívar, comparte espacio con imágenes más informales como instantáneas de ropa interior, zapatos o aparatos electrónicos de color rojo.
“Muchos en Venezuela tenemos repulsión por el rojo, por llevar incluso camisetas de ese color, pero yo no soy protestataria”, dice la pintora Ginnari.
El término “rojo rojito” es uno de los emblemas de la “revolución del socialismo del siglo XXI” de Chávez, y tiene sus orígenes en un discurso del ministro de Energía y petróleo, Rafael Ramírez, en 2006.
“El rojo es el primero que ve el ojo. Hay que reconocer que son inteligentes los que lo usan para una campaña política, pero no debemos sentirnos apabullados o replegados porque lo utilice el oficialismo. Es un paso psicológico importante el de retomar el rojo”, afirma una de las artistas participantes en la muestra, Ani Villanueva.

Fot: EFE / David Fernández

De hecho, el rojo expresa sentimientos como la fortaleza, sensualidad o seguridad que otros tonos no ofrecen, y que los 25 artistas de la muestra lamentan que se “les haya quitado”, añade Villanueva.
“Ya basta de que nos dejemos quitar las cosas, no nos van a expropiar el rojo”, expresó, por su parte, el comisario de la exposición.
Mendoza explica, con ironía, como colegas suyos lo tomaron por loco cuando les propuso que acudieran a la inauguración de la exposición vestidos de rojo.


“Me decían si me había vuelto ‘chavista’. Mi propia hija de doce años me prohibía que fuera vestido de rojo!”, aseguró.
Ni las redes sociales se han escapado de la muestra, en la que hasta un centenar de personas participaron en la creación de una obra colectiva a través del portal de Facebook “Al rojo vivo”.
“Hacen falta más exposiciones que tengan un reporte a la sociedad, que transformen mediante el arte y que dejen de vivir en ese mundo paralelo para pasar a hablar de las cosas reales que pasan en Venezuela”, sentenció el comisario de la muestra.
“Retomando el rojo” pondrá su punto y final este domingo después de cerca de un mes de vida en Caracas
Fot: EFE / David Fernández
Con información de EFE

   
       
 

Consuelo Ginnari: Trascendencia del espíritu
de CONSUELO GINNARI, el jueves, 6 de mayo de 2010 a la(s) 0:22 ·
Hábitat Plus · Año 3 · Edición 22 · págs. 92-95


CONSUELO GINNARI

TRASCENDENCIA DEL ESPÍRITU

TIENE UNA VISIÓN FUNDAMENTALMENTE SIMBÓLICA Y ESO ES LO QUE PLASMA. DESTACA POR CONGREGAR UNA MULTIPLICIDAD DE SÍMBOLOS QUE VINCULA A LA ESPIRITUALIDAD. EL CÍRCULO ES SU PREDILECTO AL SIMBOLIZAR LA RECURRENCIA DE LO CÍCLICO

POR: MARÍA GABRIELA TOLEDO / FOTOS: NILO JIMÉNEZ

Logra transportar a paisajes infinitos a través de su obra. Se vale del universo como eje para girar en sí. Las figuras geométricas son el catalizador de sus ideas y la conjugación de las mismas son las que conforman su lenguaje plástico.

A través de la pintura esta artista hace un inevitable acercamiento a los misterios del cosmos. Busca sentido a través de formas recurrentes y pretende descifrar imágenes que se convierten a su vez, en un todo. Señala que sus representaciones responden a un ejercicio meditativo emprendido durante el acto creador.

Los círculos son sus repeticiones predilectas. Ella los concibe como un símbolo de forma perfecta que no conoce ni comienzo ni fin. Como el sol, la luna, la tierra, los planetas y los multiversos en los que desarrolla lo más reciente de su producción.

No obstante, ha hecho uso del cuadrado como parte de su experiencia espiritual cuya representación se fija en la expresión del plano material. Comprende que mediante sus líneas rectas se evoca lo racional, el mundo terrenal. Pero también tiene claro que el cuadrado, como creación humana, simboliza el esfuerzo del hombre para trascender el mundo de la materia.



Haciendo uso de los alfabetos como el latino y hebreo, números, frutas, objetos utilitarios, entre otros; se remonta a la condición del ser humano como receptor de una herencia espiritual y común a todos.

A lo largo de su trayectoria se pasea cómodamente por la paleta de colores. Puede pasar de series monocromas a unas más vibrante donde advierte una explosión de color. Ya en estas últimas se percibe la energia que lleva consigo y el afloro de su niño interno.

“Mi trabajo siempre ha sido parte de una exploración. Siempre persigo la innovación y me voy reinventando. Tengo un hilo que voy llevando en mi trabajo, una cosa me lleva a la próxima”.

Asimismo, admitiendo su necesidad de cambiar constantemente, ha pasado por una gran variedad de disciplinas haciendo suyas técnicas como la cerámica, el dibujo, la pintura, el ensamblaje, lo gráfico, la fotografía, entre otros.

(…) Tengo un hilo que voy llevando en mi trabajo,
una cosa me lleva a la próxima”.

FORMACIÓN

Nace en Caracas en 1950. Hija de un reconocido crítico de arte, Rafael Ginnari, es que se produce su inevitable acercamiento al mundo de las artes. Desde muy temprana edad comienza a explorar en las formas y materiales. Entre lo real y lo imaginario.

Entre 1965 y 1969 realiza estudios de arte en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas Cristóbal Rojas de Caracas, Venezuela. Se cuenta entre los discípulos de los maestros Juan Vicente Fabianni y Luis Domínguez Salazar.



“Fabianni me enseño la belleza de lo simple en el dibujo y la limpieza en el uso del color; con el Maestro Domínguez aprendí su pasión por el dibujo”.

Una vez formalmente inmersa en el mundo del arte, se interesa en seguir sus estudios en la HeatherleySchool of Fine Arts de Londres (1978-1980) donde perfecciona sus conocimientos en dibujo y retratos.

Desde entonces, ha ejercido la docencia en las especialidades de dibujo, pintura y artes decorativas. A través de esta experiencia sostiene han salido muchas de sus búsquedas. Cuenta que mediante sus alumnos ha logrado explorar sobre elementos tangibles e intangibles.

Ha participado activamente en diversas muestras colectivas y salones en Venezuela y Estados Unidos, destacándose su intervención en la Feria Iberoamericana de Arte (FIA) durante los años 2001, 2003 y 2004.
Hasta el presente ha realizado diez exposiciones individuales en Venezuela, entre ellas “Trinomio” en 2007 y “Circulares” su undécima muestra individual y la primera que presenta en Perú.

Ginnari ha dedicado parte de su tiempo a cultivar el espíritu, esto se ve reflejado en su nuevo proyecto expositivo: “Multiverso” –término basado en la física cuántica que alude a la representación de universos paralelos– en el que la artista nos propone sus más recientes composiciones dentro de la corriente abstracto geométrica.

“Mi primer ejercicio fue copiar un universo como los que ya no existen, pero al cabo de un tiempo me pareció aburrido por lo que decidí crear mis propios universos”, explica en torno a su proceso creativo.

Ginnari es una artista de amplia trayectoria a nivel nacional y con experiencia en otros países. Sus obras forman parte de un significante grupo de colecciones privadas y son referente de una constante búsqueda entre materiales, tendencias y técnicas.

   
     
       
     
       
     
       
 
EL NACIONAL · MARTES 01 DE DICIEMBRE DE 2009 · CULTURA/4
ARTE | La pintura de la venezolana se conecta con la meditación


Consuelo Ginnari gravita en Multiversos


Del arte espero todo, dice la creadora. [Foto: Manuel Sardá]
]
El trabajo reciente de la artista se expone en la galería Templarios hasta el 27 de diciembre


MARJORIE DELGADO AGUIRRE


C
onsuelo Ginnari quisiera hacer universos fuera del lienzo y en diferentes planos, como si fuera una instalación. Y aunque esa es una posibilidad tiene un "problema": goza demasiado del placer de pintar como para dejar el oficio. Ha escogido entonces moverse por el plano, hacer una obra en la que todo parece gravitar
.

Guiada por la intuición o más bien por un estado meditativo (considera importante vivir aquí y en el ahora, ir por el camino del medio, como lo profesan los budistas), Ginnari ha creado una serie de universos múltiples en los que los círculos, que representan una suerte de imagen fundacional de la creación, levitan, se rozan y se multiplican.


"En mi exposición anterior en Lima, Perú, exhibí una serie sobre la indagación en el círculo. Quería ver a qué me llevaba la repetición de esta forma, la burbuja, y así llegué a la idea de universo y a la creación de estos multiversos. Empecé a crear mis propios universos. A medida que voy creando, voy entendiendo más por qué estamos acá, a dónde vamos", señala.


Aunque su trabajo reciente surgió vinculado con la emocionalidad (así comienza cada proyecto), más tarde descubrió que su "intuición" correspondía con teorías de la física cuántica sobre la creación constante de universos.


"Lo que nosotros hacemos no viene de nosotros, sino de otros. Es como si fuera un dictado. Esta, sin duda, es una obra más metafísica, si se quiere ", indica. En dibujos, en monocromos o en una suerte de Big Bang de color, la artista ha dejado fluir ese dictado.


   
       
 

multiverso
Exposición individual Consuelo Ginnari
Del 22 noviembre al 27 diciembre de 2009 
Entrevista a Consuelo Ginnari por Alberto Asprino

Alberto Asprino: Al entrar al taller de Consuelo Ginnari, casi instantáneamente,  uno se libera de la compleja dinámica urbana de Caracas. De unos veinticinco metros cuadrados aproximadamente, su área de taller se convierte en una suerte de templo en la cual el silencio es un acompañante fundamental. Las obras y los implementos de trabajo se ordenan para buscar reflejar una intensa disciplina y constancia férrea de trabajo, siendo el orden un valor en su rutina creativa. 

AA: ¿Cómo se organiza Consuelo Ginnari para desarrollar su obra? ¿El rito de crear lo haces a partir del espacio emocional o desde la arquitectura que lo circunda? 
Consuelo Ginnari: Convivo con mi creación todo el tiempo en mi vida cotidiana, es como si yo viviera dentro de mi obra; la verdad soy una esteta y eso se refleja en todo lo que hago. 

AA: ¿Se planifica la obra o fluye espontáneamente? 
CG: Tengo un hilo que voy llevando en mi trabajo, una cosa  me lleva a la siguiente. Cuando realizo una exposición, trabajo para el espacio y me siento ansiosa que termine para reconectarme libremente con el flujo de las ideas. 

AA:  ¿ Esa forma de crear en la que entras y sales de un mundo personal para entrar en otro y desde el que buscas proyectarte sensiblemente, te ha distinguido siempre o ha tenido que adaptarse a los cambios naturales, contemporáneos? 
CG: En el tiempo he logrado en el acto de crear y el oficio, un estado de relajación como una meditación. 

AA: ¿Qué te ha quedado de tu formación plástica recibida? ¿Qué te demarcaron los Maestros Juan Vicente Fabianni y Luis Domínguez Salazar? 
CG: Tengo recuerdos inolvidables de mi estadía en las escuelas de arte; descubrir los materiales, los oficios, todo me deslumbraba…Tuve el gusto de estudiar en un instituto para foráneos en Londres, donde hizo estudios el gran Maestro Matisse.  Hacíamos veinte horas de dibujo riguroso a la semana.
Fabianni me enseñó la belleza de lo simple en el dibujo y la limpieza en el uso del color; con el Maestro Domínguez  aprendí su pasión por el dibujo.   
 
AA: Has pasado por una cantidad de disciplinas técnicas: la cerámica, el dibujo, la pintura, el ensamblaje, lo gráfico, medios mixtos, ¿con cuál de ellas te identificas más?  
CG: Me cuesta mucho identificarme con alguna, todas me gustan mucho y necesito cambiar constantemente. 

AA:  ¿Esa sensación metafísica que se percibe en tu obra reciente es una manera de conectarte con tu propio universo? 
CG: La verdad soy una metafísica y habito todo el tiempo en ese mundo. 

AA: El círculo es una constante en el presente desarrollo, ¿cómo equilibras su complejidad formal? 
CG: Mis círculos se convierten en esferas que flotan y son inmateriales. 

AA: ¿Cómo liberas la rigidez de la forma, para poder canalizar el impulso artístico que la conforma? 
CG: Veo mis obras actuales como atmósferas existiendo armoniosas sin ninguna rigidez. 

AA: El desempeño en la actividad docente  por tres  décadas, ¿qué le ha brindado a la obra a la hora de demandar y  fortalecer su propio espacio?
CG: Mucho, a través de mis alumnos exploré muchas cosas tangibles e intangibles.   

AA: Considerando que tu Padre fue crítico de arte y galerista, ¿fué una ventaja tener ese día a día de la realidad del arte en tu propio seno familiar? 
CG: Claro, en esa época yo era una adolescente y veía muchas obras importantes allí de la Escuela de Caracas (Reverón, Cabré, López Méndez, entre otros) indagaba en los libros de la pinacoteca de mi padre y el me proveía materiales profesionales para trabajar de los que el pedía para los artistas que representaba. 

AA: La historia se repite en tu caso, tu hijo Daniel está dedicado al campo artístico y Gabriela es una entusiasta promotora del arte, ¿qué crees que recibieron de tu parte? 
CG:  Mucho, ellos crecieron dentro de mi taller haciendo sueños con mis materiales y compartiendo con mis alumnos. 

AA:  ¿Podría pensarse que tú te renuevas a partir de tener tan cerca ese legado que se va regenerando, creciendo? 
CG: Sí, me gusta la gente joven que tiene muchos sueños que alcanzar. Tengo la suerte de tener, de vecinos de taller, a Paulo Castro y Alberto Riera.   
 
AA: En tu trayectoria expositiva se menciona que en 1981 participas en el Salón de Jóvenes Artistas, presentado en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas. ¿Recuerdas algunos de tus colegas de ese momento? ¿En qué sientes que ha cambiado hoy ese crear joven? 
CG: Recuerdo a Lilia Valbuena y Maria Eugenia Arria que eran compañeras de mi clase en la escuela de arte.  Tiempo después releyendo el catálogo me di cuenta que muchos de mis amigos que hice después, participaron allí.
No veo muchos cambios en el crear joven, lo que si aprecio de ellos es que hay muchos nóveles artistas tratando de ser auténticos con su trabajo.

AA: Después de hacer camino al andar, ¿que más esperas del arte? 
CG: Del arte espero todo, que me mantenga por el camino de el medio como dicen los budistas, viviendo en el aquí y el ahora flotando plácidamente dentro de mis burbujas. 

AA: Desde su propia comunión  con el arte, desde esa oración cotidiana que se ha trazado en el tiempo, Consuelo Ginnari no descansa, el paso siguiente de su obra es una incógnita. La libertad con la que es asumida, con toda certeza le seguirá deparando nuevos retos, más caminos, más goce, para seguir construyendo sus propios universos. Su círculo aún no se cierra, sigue expectante.

   
       
 

Vasijas; Arte  y Geometría

   Toda realidad es geométrica, expresada en forma y leyes que permiten la explicación de su devenir. En mi obra trato de evidenciar las relaciones  que guardan entre si ambos elementos.

   La vida no es producto de azar. Esta regida por principios cuyo origen se remontan al inicio de los tiempos, manifestándose de distintas manera en la realidad. La más perceptible ha sido por las formas geométricas, bien de manera evidente o enmascarada.

   En mi quehacer artístico he tratado de integrar esas formas con sus significados. Así, una manzana, una pera, una semilla representan el círculo, la unidad, el cosmos, el hombre perfecto. Una caja es la expresión del cuadrado, lo limitado frente a lo ilimitado. En un ánfora esta presente; triángulos q representan la unión armónica entre el mundo material y espiritual, trato también una de los conceptos presentes en la Biblia donde al hombre se le llama vasija, es decir; contenedor de sabiduría.

  También llamo la atención sobre la correspondencia entre las letras y los números y la energía que de ellas se deriva.  Así el nombre que le damos a las cosas, como les decimos y nuestro propio nombre es una energía a la vez diferenciada y única.

Consuelo Ginnari

    La Obra de Consuelo Ginnari lleva mi imaginación hacia Da Vinci, el renacimiento, la nostalgia de viejas civilizaciones donde las vasijas quedan como único vestigio recogido en la memoria.

En sus cajas, Consuelo trata de encerrar esos recuerdos del inconsciente para guardarlos celosamente a través del tiempo.

Susy Iglicki
Artista plástico

    La Primera idea que vino a mi mente cuando Consuelo me solicitó estas líneas fue la de la espiritualidad.”First thoght, best thought” decía un célebre lama, y así con esta certeza la diviso como una mujer enclaustrada en una celda-taller,  soñando e invocando visones de una humanidad elevada, doblada sobre su mesa entretejiendo geometrías-metáforas de perfección encerradas, como ella, en pequeños nichos que atesora naturalezas no muertas, suspendidas, como en observación, algo de congelación de los recursos de la razón en la ciencias.

    Pintando sin cesar la veo,  enseñando, volcada sobre el trabajo con un frenesí maníaco con el que quizá aspira exorcizar  la dolorosa distancia que se manifiesta entre el mundo y las ideas.

   Vasijas para contener anhelos en los lívidos tonos de su gentileza personal. Ocres pálidos, tierras, óxidos… nada en tonos estridentes, todo gentil y cargado de la fe que anima sus días.

Héctor Fuenmayor
Artista plástico

Me resulta difícil definir el trabajo de un artista cuando se es testigo diario de su desarrollo. Esto me sucede con las cajas de Consuelo, las he visto crecer y transformarse. Ella es como estos artistas renacentistas, que trabajan meticulosamente, construyendo su diario discurso con una especie de alquimia que se combina y cristaliza en una manera precisa y reposada. Sus cajas están plenas de secretos y fórmulas mágicas.

Sifredo Chacón
Artista Plástico

Consuelo Ginnari nos transmite un mundo quieto, pero vertiginoso, plano, pero profundo, monocromático y sin embargo policromático...Y es que ella ha hecho de su arte una armonía. El Sepia, la tierra, la hierba, los objetos, la quietud, el olor, el alma, dan fe de ese punto de equilibrio.

Sus superficies son los rostros de un paisaje futuro que nos aguarda y de un presente que remite a ese esperar en el ámbito del Arte.

Gori
Artista plástico y poeta

En las obras de Consuelo Ginnari hay elementos que se repiten. Los grises, capas transparentes de grises que se superponen levemente unas sobre otras... Las vasijas, apenas un contorno, dejan una huella tenue y transparente. Las palabras, reforzando las ideas que la artsita quiere que estén presentes, referencias a las formas, a lo espiritual, a valores eternos e indiscutibles, al cosmos, al hombre y a la geometría. Todos los elementos se van superponiendo a las capas como si flotaran , donde el espacio de grises entre vasijas, palabras y formas, tiene una importancia inmensa y lo llena todo. Todos los elementos que repite forman parte del inconsciente colectivo y tienen para cada uno un eco, son intemporales pero allí la historia está presente, son vasijas precolombinas, etruscas, fenicias, griegas...son arquetipales, y la forma en que las obras están ejecutadas nos remite a un pasado clásico, en la armonía de colores, en el equilibrio, en las proporciones...

Según Humberto Eco..."toda obra de arte, aunque se produzca siguiendo una explícita o implícita poética de la necesidad, está sustancialmente abierta a una serie virtualmente infinita de lecturas posibles, cada una de las cuales lleva a la obra a revivir según una perspectiva, un gusto, una ejecución personal ."Esta pluralidad de lecturas nos permite acercarnos a la obra de Ginnari y encontrar en ella huellas de pasados y presentes conviviendo en armonía.

Ana María Olalde
Artista plástico

En 1974 cuando conocí a Consuelo estaba preparando su exposición individual "algunas flores", rostros que surgían de plantas, zapatos de Ballet, había un retrato de Bolívar, otro de Bethoven pintados con mucha libertad y colores vibrantes, salvajes, poco usados, donde se reflejaba una genuina inquietud por el interrogante del hecho pictórico. Casi treinta años después vemos un grupo de obras más calmadas, más pensadas, más sobrias, reflejando esa misma inquietud que responde a los mismos interrogantes que desde siempre han estado acompañando a esta insaciable creadora.

Ricardo Benaim
Artista plástico

Consuelo, en el caminar de tu vida vas compartiendo tu inocencia y tus transparencias.

Virginia Rojas
Artista plástico

 

Exposición próxima / reciente

Consuelo Ginnari Circulares
Pintura

Inauguración: Jueves 24 de abril, 7:30 p.m. Salas 1, 2 y 3
Del 24 de abril al 10 de mayo del 2008
INGRESO LIBRE A PARTIR DEL 25 DE ABRIL

El círculo, símbolo ancestral presente en la mayoría de culturas como indiscutible emblema de la unidad y perfección, protagoniza enfáticamente la nueva producción de la destacada artista venezolana Consuelo Ginnari.

Por primera vez en Lima, la artista caraquense expondrá once lienzos en técnica mixta y tres series de polípticos en los cuales será posible apreciar una evolución en su lenguaje plástico hacia el uso del color, pues las telas de tonos neutros logradas con tenues capas de grises y blancos, abren sus posibilidades hacia una paleta equilibrada y vibrante donde destacan el rosa, guinda y amarillo.
Se advierte, además, el empleo de fotografías captadas en Lima como parte de algunos collages que componen algunas de las series a exhibirse.

La obra de Ginnari es fundamentalmente simbólica. Hay en ella una vehemente preocupación por congregar la multiplicidad de símbolos atávicos ligados a la espiritualidad y generar en cada tela una unidad. Es por ello que la reiteración del círculo se hace contundente, al simbolizar el eterno retorno y la inminencia de lo cíclico en todos los aspectos de la vida.
La presencia reiterativa de la forma circular en sus composiciones, responde también a un ejercicio meditativo emprendido por la artista durante el acto creador.

Utilizando diversos alfabetos (latino, hebreo, etc.) y números, imágenes de objetos esféricos, recipientes, frutas con formas circulares (peras, manzanas, etc.), formas geométricas, entre otros elementos; Ginnari se refiere a la condición del ser humano como receptáculo de una herencia espiritual primigenia y común a todos.

Consuelo Ginnari (Caracas, 1950) realizó sus estudios de arte en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas Cristóbal Rojas de Caracas, Venezuela, entre los años 1965 y 1969. Continuó su formación en la Heatherley School of Fine Arts de Londres (1978-1980). Ha ejercido la docencia en las especialidades de dibujo, pintura y artes decorativas por 23 años.
Desde 1972 ha participado activamente en diversas muestras colectivas y salones en  Venezuela y EEUU, destacándose su intervención en la Feria Iberoamericana de Arte FIA, en Caracas (2001, 2003 y 2004).
Hasta el presente ha realizado diez exposiciones individuales en Venezuela, siendo la última “Trinomio” (2007). “Circulares” es su undécima muestra individual y la primera que presenta en el Perú.

                                                                                                                  Valeria Quintana Revoredo

   
         
         
  MÁS NOTAS DE PRENSA DE LA EXPOSICIÓN:      
       
         


Publicaciones

Consuelo Ginnari Círculo y Narrativa
Revista: Casas
Sección: Sociales
Año:2008

Nº:137

 

El Comercio,Cuerpo C Viernes 2 de Mayo de 2008. Lima- Peru


 

Exposición Trinomio Consuelo Ginnari, Francisco Martinez y Umberto Pepe.
Miércoles, 16 de mayo de 2007


Este miércoles 16 de Mayo de 2007, a partir de las 6:30 p.m. inaugura la exposición TRINOMIO, en los espacios del Hotel Altamira Suites, 1ª Av. con 1º Transv. de Los Palos Grandes, Galería de Arte GAAS.

Colectiva que nos presenta el trabajo de Consuelo Ginnari, Francisco Martinez y Umberto Pepe.
Esta exposición se constituye en el décimo cuarto encuentro realizado entre huéspedes provenientes del mundo entero y asiduos visitantes con los artistas invitados por la GAAS, espacio expositivo ya consolidado en Caracas, con una muestra que permanecerá hasta el mes de agosto del presente año.

Consuelo Ginnari, pintora, nos envuelve entre sutiles matices que nos adentran en una singular tridimensionalidad donde los objetos y la geometría se conjugan con escritos que para la artista representan la diversidad dentro de la unidad, del TODO.

Sus cuadros evocan feminidad pura y encierran una concepción del universo de una profunda espiritualidad.
Umberto Pepe nos invita a compartir su memoria plasmando en lienzos lugares transitados fijando recuerdos de manera extraordinariamente poética en los que casualmente hace del "hotel" un tema que insinúa un remanso breve donde detiene el recuento pictórico de su recorrido, representación de su propia historia.

Francisco Martínez manifiesta su fuerza juvenil desplegando en sus esculturas vigorosos estallidos metálicos, que parten de un centro vital y se desarrollan hacia afuera, a la búsqueda de puntos de encuentro mediante haces que se esparcen en el entorno como una llama cuyo calor se difumina en el espectador comunicando una emoción contenida.

La profundidad de la obra de estos tres artistas nos incita a indagar en la interioridad de nosotros mismos, en nuestra conexión con el TODO, con nuestra MEMORIA y con nuestro SER INTERIOR, en una muestra artística expuesta en los espacios de deleite de esta-su-casa.

   
 
Video de la Exposiciòn TRINOMIO
por: PEPE Lòpez

 

El Universal, Lunes 12 de Diciembre de 2005

   
 

 

Primera Hora - 09/12/05

 

Arte, Diseño y Arquitectura convergen en 'El Espacio'
Una muestra individual de Consuelo Ginnari y una colectiva de destacados artistas venezolanos cierran un exitoso ciclo de eventos llevado a cabo durante el año 2005.

15/12/2005. Obras bidimensionales, objetos de arte utilitarios y no utilitarios, esculturas y otras expresiones artísticas de disímiles tendencias estarán presentes hasta el 19 de enero de 2006  en El Espacio del Centro Integral de Arquitectura Giaccof, ubicado en la Calle Madrid, entre Trinidad y Mucuchíes, en Las Mercedes.

Se trata de dos nuevas muestras que cerrarán el exitoso ciclo de eventos del año 2005.  Una individual, titulada "Invocaciones", de la artista Consuelo Ginnari y una colectiva "Objeto / Sujeto"   de talentosos  venezolanos como Vicente Antonorsi, Caro Blaha, Corina Briceño, Germán Cabrera, Paulo Castro, Alberto Cavalieri, Sigfredo Chacón, Isabel Cisneros, Ana María Olalde, Gianni Pollarolo, Luis Romero, Pedro Terán y Patricia Van Dalen.

La muestra de Consuelo Ginnari es el resultado de un proceso de constante búsqueda de un encuentro espiritual, lo cual se refleja en la armonía de sus obras, que transmiten una agradable sensación de paz. En esta oportunidad, Ginnari ofrece un trabajo rico en materiales, con piezas de pequeño y mediano formato, realizadas con madera, papel, vidrio, acrílico y telas.

"Invocaciones" presenta obras bidimensionales y objetos-arte en la llamada a un mundo mejor, para ello la artista  utiliza referentes iconográficos como los caracteres alfabéticos y numéricos, que nos recuerdan la diversidad dentro de El Todo.

En la colectiva "Objeto / Sujeto"   confluyen armoniosamente el arte, el diseño y la arquitectura. Pinturas, esculturas, piezas de carácter utilitario y no utilitario, son algunas de las expresiones artísticas que se podrán apreciar en esta interesante e innovadora propuesta.

Un heterogéneo grupo de artistas, cuyo talento ha sido reconocido de manera individual en diversas oportunidades, se reúnen por primera vez en El Espacio para ofrecer un abreboca de lo amplio y diverso de sus obras.

Ambas exposiciones permanecerán abiertas al público hasta el 19 de enero de 2006, en El Espacio del Centro Integral de Arquitectura Giaccof, en la Calle Madrid, entre Trinidad y Mucuchíes, en Las Mercedes. Más información: http://www.gbgarts.com/elespacio/index.asp

Caracas, lunes 12 de diciembre, 2005  

PLASTICA
La artista Consuelo Ginnari expone sus recientes creaciones Invocaciones pictóricas
Una muestra cargada de espiritualidad y geometrismo ocupa las salas de El Espacio




La artista utiliza una paleta austera con tonos suaves
(Foto Gustavo Bandres)

Por JENNY LOZANO (EL UNIVERSAL)

Aires de espiritualidad y una atmósfera etérea caracterizan la obra plástica de la artista venezolana Consuelo Ginnari, "me interesan: las transparencias, la luz, lo sutil, lo inmaterial", afirma. Las propuestas recientes de esta artista, egresada de la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas, se exhibirán hasta el próxi mo 19 de ene ro de 2006 en El Espacio del Centro Integral de Arquitectura Giaccof, ubicado en Las Mercedes.

En su proyecto pictórico hay íconos que se tornan recurrentes, las vasijas y los círculos son algunos de ellos. La artista dice: "para mí la vasija representa y evoca la Sabiduría de antiguas civilizaciones". Su fascinación por el Antiguo Egipto no deja de marcar huella en sus pinturas, de esta forma también justifica la presencia de estas vasijas antiguas, "siempre me interesó la arqueología, de hecho hubiese querido estudiarla. Si analizas todos los hallazgos realizados en los yacimientos de las civilizaciones antiguas, en la mayoría de los casos los científicos descubren vasijas".

Dentro de su búsqueda, la artista recurre al uso de los principios básicos de la geometría, líneas rectas, triángulos y rectángulos afloran en sus propuestas, pero de todas estas figuras el círculo distingue. "Considero que es la figura perfecta", asegura, mientras recuerda los postulados de los antiguos griegos. En este orden, Ginnari afirma que la geometría a su vez la conecta de un modo particular con otras realidades.

Tonos pasteles, una paleta austera llena de blancos, grises y ocres sutiles predominan en sus cuadros, pero ello no significa que en su obra abandona otros juegos cromáticos, quizás en menor frecuencia, en el recorrido por la exhibición el espectador podrá apreciar su atrevimiento para dejar escapar algunos tonos naranja y amarillos que sobresalen en ciertas piezas.

Su principal inquietud está vinculada a su deseo de encontrar una humanidad más tolerante, por ello interviene su obra con textos en diferentes idiomas, de allí el nombre de su exposición Invocaciones.

"Mi trabajo artístico es una invocación a la unidad, por eso utilizo diferentes caracteres alfabéticos significando la diversidad dentro del todo", dice la creadora. Porque Ginnari no sólo pinta, su necesidad de encontrar caminos de expresión la impulsa a tomar lápiz y papel para dejar fluir textos que pueden ser reveladores e incluso inspiradores. Una de estas frases, incluida en el catálogo de la exhibición, señala: "para mí el acto de la creación es una meditación, no me interesa innovar, trascender, busco entender mis recurrentes ideas, poder expresarlas y satisfacerme con eso en el aquí y el ahora".

Ginnari tiene una visión muy optimista sobre el futuro, la división del país y la situación mundial es para la artista un período que conducirá al hombre a un escenario en donde predomine la paz. "Quizás no veré ese momento, pero sí creo que el mundo estará mucho mejor, yo apelo a ese proceso futuro", acota.

Además de sus cuadros, la exposición contiene objetos-arte, cajas intervenidas, mesas y frutas como peras y manzanas, talladas o vaciadas, son algunos de ellos. La artista utiliza la madera, el papel y el vidrio como materia prima.

Esta creadora, quien se ha dedicado a la docencia durante poco más de dos décadas, desea proyectar su obra fuera de Venezuela. En este sentido mantiene vínculos con una galería peruana con la cual viene trabajando desde hace un par de años.

Entre sus exposiciones individuales destacan algunas realizadas en el Centro de Arte La Cuadra, la Galería Banap, la Galería de Arte Michelena, el Salón Maravén y la Galería Li. Participó en el Salón Municipal Juan Lovera, en el Salón Nacional de Arte Aragua y en el Salón de Jóvenes Artistas del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imber.

Para admirar

Muestra
Permanecerá abierta al público en El Espacio, Centro Integral de Arquitectura Giaccof, ubicada en la calle Madrid, entre Trinidad y Mucuchíes, Las Mercedes. Para mayor información se puede visitar la página web www.gbgarts.com/elespacio o escribir al correo: elespacio@gbgarts.com. Los números telefónicos del espacio expositivo son: (0212) 9930608 y (0412) 2133619.

Talento
Después de sus estudios en la Escuela de Artes Cristóbal Rojas, Consuelo Ginnari realizó estudios de dibujo y retrato en Heatherley's School of Fine Art, Londres, Inglaterra. Además fue discípula de Juan Vicente Fabianni y Luis Domínguez Salazar.

El Nacional / Cultura y Espectáculos / PLÁSTICA /Martes 29 de Noviembre de 2005 B/14

Catàlogo Salón de Aragua No 28, Agosto 2004

La Guía del tiempo libre, No 67, Mayo 1992


Revista Pandora, El Nacional, Junio 02 de 1990

 

El Universal, 29 de Noviembre de 1989


Ultimas Noticias - Caracas, Sàbado 24 de octubre de 1987

Notas de Prensa

 

 

  CONSUELO GINNARI. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2012
   
 

Site creado porDREAMFLASH